miércoles, 21 de noviembre de 2012

Mariachis en la Casa Blanca

Michelle Obama, premió la labor de un grupo de alumnos que crearon un programa para preservar el mariachi


La primera dama de EU, Michelle Obama, premió la labor de una docena de iniciativas que promueven el desarrollo del arte y las humanidades en la educación juvenil, entre las que destacaron la escuela de teatro bilingüe "Paso Nuevo" y un programa para preservar el mariachi.
 
Las trompetas, las guitarras y "México lindo y querido" sonaron con fuerza y con juventud de la mano de un grupo de alumnos del Mariachi Master Apprentice Program de la ciudad de San Fernando (California) fundado por el mariachi Los Camperos, ganadores de un premio Grammy.
 
La iniciativa que surgió hace 12 años de la mano del artista mexicano Natividad "Nati" Cano y en la que participan estudiantes de secundaria y de instituto, fue una de las que recibió el Premio Nacional de Programas Juveniles de Arte y Humanidades de manos de la primera dama en la sala Este de la Casa Blanca.
 
Michelle Obama, presidenta honoraria del Comité Presidencial para el Arte y las Humanidades (PCAH, en inglés), agradeció la labor de artistas, maestros y educadores que trabajan con presupuestos ajustados para que estos programas sigan funcionado y ayudando a nuevas generaciones de jóvenes, que aunque no se dediquen a ellos "aprenden destrezas para la vida".
 
"Vosotros inspiráis a esos chicos, les enseñáis a descubrir su talento sin límites y les enseñáis a creer en sí mismos", aseguró Michelle, que fue interrumpida por aplausos varias veces.
 
La primera dama destacó también durante su intervención el "poder" que tiene el arte para transformar a los jóvenes para desarrollar valores como la cooperación y pidió a aquellos que acudieron a la recepción que hagan lo posible para que otros tengan las mismas oportunidades que ellos han tenido.
 
Así lo hará Estefanny Espinosa, de 18 años, hija de inmigrantes mexicanos, porque, tal y como manifestó, "es increíble cómo los niños pequeños nos ven como un ejemplo y van aprendiendo la cultura que, si no, no aprenderían de otra manera".
 
Espinosa, la primera en su familia en tocar en un mariachi, espera que todos los hispanos del país estén orgullosos. "Somos una minoría, pero para que estar aquí, en la Casa Blanca, es algo muy grande".
 
 
"Para ellos es un premio muy importante, por su cultura y porque ahora son ellos los protagonistas", aseguró Read, quien entusiasmada aseguró que "el mundo es para los jóvenes".